Noticias.Networkv1.0



Oppenheimer, el genio que sintió manchas de sangre en su destino

Se acabó, ese es nuestro hashtag sobre el que se pretende levantar el #Metoo español, un repello múltiple de cal viva al muro de la vergüenza si lo hubiere (lol) en los ámbitos laborales desatado por el caso Rubiales. Un #SeAcabó que valdría para otro acabose: Hiroshima y Nagasaki. Porque se acabó la Segunda Guerra Mundial. Y la inocencia. Podemos aniquilarnos, gran hito científico (sin ironía). Robert Oppenheimer, el padre de la bomba atómica, un 'Tierra trágame' complejo, le dijo al presidente estadounidense Truman: «Siento que tengo las manos manchadas de sangre». El otro le...

Publicado el: 2023-08-30 07:10:44
Autor: (abc), Fuente: www-origin

Compartir: